Turismo Corporativo

Lo irónico de la crisis financiera global, es que pareciera que no afecta al sector más alto, conformado por las personas con más recursos económicos.  Esto se ve reflejado en las expectativas existentes del turismo corporativo, que según John Núñez (contralor general del Hotel Los Delfines & Casino) debería registrar un crecimiento importante en el mediano plazo, pudiendo alcanzar incluso un nivel de incremento de ingresos de 20%.  Las expectativas están puestas en que al menos deberían alcanzar un nivel de 10% en los próximos 5 años.  Este crecimiento podría ser más importante si tomamos en cuenta los esfuerzos de descentralización (a nivel de Lima) que se están desarrollando zonas “no céntricas” de Lima, como la Panamericana Norte, el Callao, Santa Anita, Surco y San Miguel, con inversiones importantes en proyectos hoteleros.  Pero sin embargo, la ciudad necesita inversión también del sector público para poder alcanzar las capacidades de otras grandes ciudades de la región como Sao Paulo, Buenos Aires, Río de Janeiro, Bogotá o Santiago.


Esta cifra podría ser mucho más importante si la infraestructura necesaria para recibir apropiadamente a este sector fuera más adecuada.  Estamos hablando particularmente de la falta de un centro de convenciones importante en nuestra ciudad capital, con una capacidad de al menos de 10 mil personas.  Esta carencia, nos deja fuera de carrera en la organización de una gran cantidad de eventos que podrían traer un monto de ingresos significativo a través del turismo corporativo.  Efectivamente, la falta de inversión en un local con estas características está desperdiciando nuestra cualidad intrínseca (geográficamente hablando) de ser un hub a nivel de Sudamérica.  Por más que el aeropuerto Jorge Chávez sea el mejor de Sudamérica, si no existe una oferta completa para este tipo de turismo, estaremos dejando de lado una buena oportunidad.
Según las declaraciones de John Núñez, ellos podrían comenzar inversiones en otras ciudades del Perú para desarrollar su potencial de en el turismo corporativo.  Una de ellas, podría ser alguna de las ciudades del norte del país.  En sus propias palabras, “hemos estudiado el norte del país y otros lugares no tan comerciales que tienen potencial en el mediano y largo plazo. Hasta el 2017 hemos elaborado un plan de trabajo y seguramente en el 2014 o 2015 plantearemos otras alternativas”.
Otra de las ciudades por desarrollar podría ser la ciudad imperial, Cusco.  La inversión en un hotel en esta ciudad, implicaría inversiones del orden de los 50 o 60 millones de dólares.  El potencial de este hotel no se restringe a recibir al turismo corporativo, porque esta ciudad es uno de los destinos turísticos más importante a nivel sudamericano, gracias a una de las 7 maravillas del mundo que ahí se encuentra: Machu Picchu.

Fuente: gestion.pe

Deja un comentario