Trabajos peligrosos: desactivador de minas en la frontera

| 26 marzo, 2018 | 0 Comentarios

Los riesgos laborales están presentes en cualquier trabajo que realicemos. Claro que estos peligros serán diferentes en función de la actividad que se realice, pero incluso un trabajador de oficina está expuesto a riesgos laborales en su área. Sin embargo, hay trabajos que por su sola naturaleza son extremadamente peligrosos, y hasta mortales. Uno de estos es el trabajo de desactivador de minas terrestres, que muchos chilenos llevan a cabo en la frontera con Perú.

A finales de los años 70, el presidente chileno Augusto Pinochet, pensando que sus vecinos Argentina, Perú y Bolivia podrían invadirle enviando a sus tropas militares por los problemas gubernamentales que tenía con estos países, decidió sembrar las fronteras con más de 180.000 minas terrestres antipersonas y antitanques.

La famosa invasión nunca ocurrió, pero quedaron enterradas las minas en las fronteras de Chile, y hasta hoy, a cuatro décadas de ese terrible acto contra la seguridad, han muerto decenas de personas, y muchas más han salido lesionadas y mutiladas por las detonaciones producidas en estos campos.

En vista de esto, en 2002 Chile suscribió la Convención de Ottawa, un convenio de desarme que prohíbe la adquisición, fabricación, producción, almacenamiento o uso de minas antipersonas en el territorio nacional. Además, tiene como objetivo reparar el daño que han causado a tantos ciudadanos.

Aun así, quedó el trabajo de desactivar las minas que se enterraron por orden de Pinochet; trabajo que ha correspondido al Ejército chileno, y que se constituye en una de las labores más peligrosas desempeñadas por estos militares.

Según un reportaje de la BBC Mundo, hasta 2017 se han destruido alrededor de 120.000 minas terrestres, despejando un total de 81 de los 88 campos minados, y el Ministerio de la Defensa se propuso como objetivo eliminar el resto de las minas activas en los 7 campos restantes para el 2020.

Desactivar una mina

El peligroso trabajo de desactivar las minas terrestres que realizan los soldados del Ejército chileno se lleva a cabo en equipos de 5 personas, llamadas “cuadrillas”. Son enviados dos cuadrillas por zona que se alternan en dos turnos de una hora y media cada uno.

Cada desactivador utiliza un detector de minas, aparatos que pueden detectar cualquier presencia de metal hasta a 15 centímetros de la superficie. Al detectar una, los soldados siguen un patrón en zigzag o en forma de trébol, que son las disposiciones más comunes de las minas.

El número de integrantes garantiza que si un compañero sale lesionado, los otros cuatro puedan sacarlo rápidamente del campo minado y brindarle atención médica inmediata. Aun cuando estos soldados siguen fielmente las normas de protocolo y cumplen con el uso de los equipos de seguridad, están siempre expuestos a una detonación accidental que puede causarles graves lesiones, o la muerte.

Cabe destacar que se le conoce como Unidad de Desminado Humanitario (UDH) al grupo de soldados que a diario arriesgan sus vidas en pro de la seguridad ciudadana, comprometidos con su loable labor de eliminar hasta la última mina y limpiar las zonas fronterizas del país.

Fuente: peru21.pe.

 

Tags: , ,

Categoría: Noticias

Deja un comentario


Logo FinancialRed