Empleos por contactos sociales

La mitad de los trabajadores peruanos generalmente encuentran trabajo a través del “boca a boca”, es decir, mediante redes sociales, esto es por la información o recomendación que le puedan dar familiares, amigos, conocidos, entre otros.
Según el estudio “Fortaleciendo las Habilidades y la Empleabilidad en el Perú” del Banco Mundial, este sistema de búsqueda de trabajo parece ser tan eficaz como los mecanismos de búsqueda formal de trabajo (bolsas de empleo o por avisos).
Es más, se ha determinado que el tiempo para encontrar una oportunidad laboral es menor en este caso (menos de un mes) que considerando otros esquemas como los avisos, presentación de curriculum o contacto directo.
De acuerdo a una encuesta del Banco Mundial en todos los casos, sin importar el nivel educativo, los contactos personales son considerados como la forma más efectiva para encontrar un empleo. Pero sobretodo el uso de este método tiene mayor importancia a nivel de las personas que tienen secundaria incompleta o menos que eso.
Solo los universitarios optan más por mecanismos formales, pero aún así un 35% de ellos considera que las redes sociales son más efectivas para buscar empleo.
Además, el estudio revela que un empleo conseguido por contactos sociales tiene la misma calidad (ingresos y satisfacción) que los optan por mecanismos formales.
Una estudio efectuada por la consultora SASE en seis ciudades del país (Trujillo, Chiclayo, Arequipa, Cusco, Huancavelica y Ayacucho) verifica esa preferencia para buscar un empleo.
Teodoro Sanz, gerente de SASE Consultores, refiere que los mecanismos de convocatoria más utilizados son las recomendaciones y referencias personales.
Otro dato que se revela que las empresas no suelen tener procedimientos muy estructurados, ni son muy exigentes en la evaluación de las habilidades cognitivas de los postulantes, se toma más en cuenta la actitud.
Asimismo, se observa que las empresas encuestadas suelen valorar más la experiencia laboral y las actitudes de los postulantes que la formación recibida por estos.
Esta consideración aplica sobretodo en los puestos de baja calificación e inclusive en los de calificación mediana cuando se trata de empresas comerciales y de servicios, porque en otros niveles la formación y acreditación de los estudios sí tiene peso.
En estos últimos casos es cuando las empresas demoran en encontrar la persona que calce con el perfil requerido en términos de habilidades o conocimientos.

Deja un comentario