El salario Perú

| 10 marzo, 2011 | 1 Comentario

La fijación de salarios mínimos es una política del mercado laboral que busca establecer pisos remunerativos. La racionalidad de la política se relaciona con objetivos redistributivos y solución de problemas de información en el mercado laboral.

En el Perú, la evolución del salario mínimo ha sido errática y en gran medida, impredecible. Los últimos ajustes se dieron en el año 2003, al incrementarse la remuneración mínima vital a 460 soles, y en el 2004, cuando se elevó a 500 soles. Ahora ha llegado a 600 soles. Sin embargo, no existe un procedimiento institucionalizado de revisión y determinación del salario mínimo.

Con la finalidad de evaluar los efectos del salario mínimo en las remuneraciones y el empleo, se realizó una investigación en la que se estiman funciones de densidad en torno a los últimos incrementos del salario mínimo y se realiza un análisis de regresión para estimar sus efectos en el empleo, así como en el nivel de las remuneraciones. El análisis se centra en tres grupos del mercado laboral: asalariados informales, asalariados formales e independientes.

Los cambios en el salario mínimo pueden afectar tanto a los ingresos laborales como a la posibilidad de mantenerse empleado. Dado que estos efectos tienden a ir en direcciones contrarias, se incorporó a la masa salarial como medida resumen de ambos efectos.

Se encuentra que el alza del salario mínimo no tiene ningún efecto sobre la masa salarial de los grupos que se quiere beneficiar. Los efectos en las remuneraciones están básicamente concentrados en un grupo muy pequeño de la fuerza laboral, que son los trabajadores del sector formal que tienen ingresos alrededor del salario mínimo. En el sector informal, no se percibe ningún efecto del incremento de la remuneración mínima vital y se observan efectos negativos en el empleo de aquellos trabajadores con remuneraciones cercanas a la del salario mínimo. Asimismo, se identifica un efecto negativo en los trabajadores independientes que ganan entre un 60 y 90 por ciento del salario mínimo.

La implicancia central es que la experiencia reciente respecto del salario mínimo en el Perú, no valida su uso como instrumento para hacer más equitativa la distribución de los ingresos laborales. La evidencia sugiere, incluso, que la subida del salario mínimo podría terminar siendo un remedio peor que la enfermedad, pues tienden a dominar los efectos negativos sobre el empleo.

Tags: , , , ,

Categoría: Salarios

Deja un comentario


Logo FinancialRed