Consecuencias del Estrés Laboral

| 23 mayo, 2018 | 0 Comentarios

El Estrés Laboral es una de las afecciones más comunes en el rol como empleados, incluso para aquellos que son independientes. Es la reacción a un conjunto de estímulos externos negativos que afectan directamente el bienestar físico y emocional del individuo, sumiéndolo en un estado agotador de alerta y tensión. Las consecuencias del estrés laboral pueden ser tanto psicológicas como físicas y dependerán del nivel al que la persona haya dejado avanzar esta situación.

El estrés laboral es, en ocasiones, inevitable, ya que vivimos en una sociedad acelerada que cada vez exige más de cada persona en el ámbito laboral. Pero es importante destacar que el estrés laboral presenta señales de alarma previas al padecimiento de males mayores, ante las cuales la persona debe estar atenta a fin de combatirlo a tiempo.

Como vimos en un artículo anterior, cuando surgen estas señales, es importante actuar con rapidez, realizando actividades que ayuden a liberar la presión del estrés. Sin embargo, muchas personas hacen caso omiso de estas advertencias y dejan que el estrés laboral se apodere de ellos. Cuando llegan al punto en que quieren revertir sus efectos, ya el estrés ha ocasionado daños permanentes, difíciles de borrar.

Consecuencias físicas

Los síntomas del estrés laboral comienzan en la psiquis del afectado, pero estos efectos pueden ser rápidamente somatizados en el organismo. Una de las consecuencias del estrés es el aumento de cortisol en el organismo, lo cual puede provocar problemas cardíacos, en el sistema digestivo y hormonal, problemas de sobrepeso, entre otros.

La hipertensión es otra de las consecuencias comunes del estrés laboral, lo que puede conllevar a sufrir un infarto. Las enfermedades coronarias y arritmias cardíacas también pueden aparecer. Otras afecciones físicas son:

  • Pérdida del cabello,
  • Dermatitis,
  • Disfunción eréctil y eyaculación precoz,
  • Vaginismo,
  • Contracciones y dolores musculares,
  • Problemas de circulación,
  • Estreñimiento o diarrea,
  • Gastritis y úlceras estomacales,
  • Disminución de la resistencia del sistema inmunológico (lo que vuelve al individuo más propenso a sufrir infecciones y otras enfermedades),
  • Hipertiroidismo e hipotiroidismo,
  • Migrañas y dolores de cabeza constantes.

Consecuencias psicológicas

Las consecuencias psicológicas también pueden ser irreversibles si no se trata el estrés laboral a tiempo. La persona puede comenzar a sufrir de ataques de pánico, ansiedad generalizada, falta de autoestima, depresión, explosiones de ira, disminución de la capacidad de aprendizaje, entre otros. Esto conlleva a un deterioro cognitivo progresivo, que puede ser irreparable. Otras consecuencias psicológicas del estrés laboral son:

  • Dificultad para concentrarse (lo que puede ser muy peligroso sobre todo al momento de manejar el auto),
  • Irritabilidad,
  • Frustración,
  • Dudas con respecto al rendimiento laboral,
  • Ansiedad crónica,
  • Dificultad para tomar decisiones,
  • Insomnio,
  • Trastornos afectivos, emocionales y hasta sexuales,
  • Trastornos obsesivo-compulsivo,
  • Esquizofrenia,
  • Miedos irracionales,
  • Tendencia al tabaquismo, el alcoholismo o el consumo de drogas lícitas o ilícitas,
  • Desórdenes alimenticios como la anorexia y/o bulimia,
  • Afectación de la interrelación con la pareja, hijos, amistades, familiares, compañeros de trabajo, superiores, etc.

Como hemos analizado, el Estrés Laboral no es una situación que deba tomarse a la ligera. Las empresas deben ser garantes de disminuir estos episodios ya que el estrés en los empleados también afecta a la productividad de la empresa y disminuye la capacidad del trabajo en equipo, e incluso aumenta la incidencia de accidentes laborales y compensaciones médicas.

 

Tags: , ,

Categoría: Salud Laboral

Deja un comentario


Logo FinancialRed