Cómo Ascender en el Trabajo

Un problema que muchos empleados sufren en sus respectivos lugares de trabajo, es la frustración de mantenerse durante mucho tiempo en el mismo puesto, que equivale a contar con los mismos beneficios, el mismo salario y un límite a su proyección profesional.  Además por supuesto, de realizar permanentemente la misma labor.  Este post tiene como objetivo realizar algunas recomendaciones para poder ser ascendido en el trabajo, hacia puestos de mando medio que usualmente están dirigidos a jóvenes profesionales que se encuentran en el rango de edad de 22 a 30 años aproximadamente.  Estas 4 recomendaciones han sido obtenidas de algunas consultoras de recursos humanos y de selección de personal, y están pensadas para los profesionales en general, sin importar la carrera o el área de trabajo en el cual se desempeñan. 

El objetivo para promover que te asciendan, es superar un proceso de selección de personal, en el cual la competencia está formada por compañeros con similar formación académica y similar experiencia laboral.  Es por esto que es necesario para el candidato de diferenciarse por sus valores cualitativos, que pasan a ser en muchas ocasiones subjetivos o difíciles de plasmar en una hoja de vida o un curriculum vitae.
Existen cuatro cualidades que podrían desarrollar para elevar tus posibilidades de ser ascendido:
Trabajo en equipo
Dado que muchos de los proyectos y tareas realizados por una empresa involucran personas de diferentes áreas e inclusive de empresas externas, una cualidad muy apreciada es el saber trabajar en equipo.  Aquí es importante desarrollar las capacidades de comunicación con personas de todos los estratos jerárquicos de una empresa y poder buscar la alineación de objetivos con todos estos perfiles.
Estrés
Este es otro de los puntos importantes, especialmente en un ambiente laboral que se vuelve cada vez más competitivo y que la presión por un buen desempeño es cada vez más fuerte.  Es importante demostrar en el puesto actual con el que se cuenta, tranquilidad y buena producción en momentos clave de alto ritmo de trabajo; que podrían diferenciarte de otros empleados que suelen desplomarse en este tipo de situación.
Ética
Nunca se va a pedir explícitamente a nivel profesional un comportamiento ético.  Pero la demanda de honradez, honestidad y buenos valores es implícito.  Hay que buscar mantener una reputación intachable, ya que esto gana la confianza de la empresa; que al igual que con una persona, puede perderse con únicamente un error.
Buen ánimo
Finalmente, a nadie le gusta trabajar con personas antipáticas o pasivas.  Las personas dinámicas tendrán usualmente más oportunidades de acceder a un puesto de mando medio que las introvertidas, por la simple razón de desempeñarse mejor durante la entrevista.  Mostrar mucha energía, una sonrisa, y buen ánimo, pueden hacer la diferencia entre perfiles muy parecidos.
http://youtu.be/NIyTv3dRj20
Fuente: gestion.pe, 123rf.com

Deja un comentario